martes, 2 de junio de 2009

Enrique Rojas. En clave política 8 (cont. "Adios Depresión")


Recordatorio venta de libros (1)

El "Adios Depresión", se vende - como todos los libros de Rojas -, por sus principales canales de ventas como publicado por el "Catedrático de Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid" (cátedra que existe), como podéis ver de nuevo a la dcha.

La cátedra de "Psiquiatría y Psicología Médica", no existe. La denominación corresponde al Dpto de Psiquiatría y Psicología Médica de la UCM, compuesto dos cátedras ("Psiquiatría" y "Psicología Médica") , como hemos venido repitiendo.

video

Sin embargo, el "Adios Depresión" salió y está a la venta escrito por el "catedrático de Psiquiatría y Psicología Médica de la Universidad Complutense ..." más el apéndice de la Facultad de la Facultad de Psicopedagogía y el Campus Villanueva, que no existen.

Y para vender el "Adios Depresión" más y mejor, la cara dura de Enrique Rojas lo llevó a grabar un vídeo donde podéis ver como se presenta para promocionar el "Adios ...", evitando personalmente el riesgo y como tartamudea al identificarse (afortunadamente el tartamudeo está al inicio, no es necesario ver el vídeo entero entero).

El trabajo sucio, Enrique Rojas lo hace por detrás. Dirigiendo, ordenando y concediendo favores a cambio.

Dan la cara otros. Por ejemplo, los periodistas que firman "sus noticias".

¿Qué entendéis cuando dice que es "catedrático de Psiquiatría ehhnn Madrid?

¿Con qué universidad lo indentificaríais?


(1) Por cierto, el slogan que exhibe Enrique Rojas bajo el título - y ha explotado hasta la saciedad en los últimos años -, "La felicidad razonable", por las cábalas que hemos hecho, todo indica que es un plagió a Lourdes Gordillo, profesora de Filosofía de la Universidad de Murcia que había escrito "¿Es razonable ser feliz?".

Casualmente una amiga de la autora, regaló el libro a Enrique Rojas, naturalmente porque confiaba en él. ¿Como iba a pensar que sería capaz de llegar a hacer estas cosas?.

Es evidente que no conocía bien a Enrique Rojas ... El relato está en,

http://sinmiedoalopusdei.blogspot.com/2 ... chive.htlm (comentario en la entrada del 11.10.08, "Más sobre psiquiatras")

Anónimo dijo...
Conozco al Dr.Enrique Rojas: Cuando estaba pensando dejar el Opus y me había ido a vivir a un apartamento y dejé el Centro de numerarias, yo por mi cuenta decidí ponerme en sus manos para "desprogramarme" de la Institución (pensaba que era el único psiquiatra que entendería lo del Opus) y al cabo de tres años de consulta un buen día me sugiere que vuelva al Opus y ya que él es un peso fuerte en la Institución me organiza una comida con el nuevo Consiliario que según palabras del propio Enrique es muy amigo de él y así vuelva al redil de la Obra.Me hizo mucho daño, me puse enferma, tuve que ir a otro médico y al final lo único que Rojas hizo conmigo fue sacarme en aquellas fechas 27.000 pesetas diarias de lunes a viernes por unos apuntes que me dictaba en sus recetas con letras rojo y azul.En definitiva, mezcla la psiquiatria con la dirección espiritual.Le regalé un libro de una amiga mia intelectual y le plagió el título.Ella no lo ha llevado a los Tribunales porque ni le merece la pena pero el título " la felicidad razonable " corresponde al título de un libro que se llama ¿es razonable ser feliz?, escrito por una amiga mia muy inteligente y no psiquiatra.
Otra cosa que le encanta a Rojas es hacer de Celestino y a sus pacientes los une "amorosamente" con otros.Si es una simple depresión puede entrecomillas valer, pero no lo que le hizo a una amiga mia que le presentó a una persona con un trastorno borderline, donde el interesado le llegó hasta maltratar y a ella le negó la enfermedad que tenía (de historias de uniones amorosas y que han acabado mal tiene miles y él ha sido el Celestino).
También bien callado está el tema por qué su teléfono no aparece en la guia.¿Por qué no cuenta qué le pasó con el dueño de D.Algodón y su mujer o ex-mujer?.Llegaron a un acuerdo económico porque Rojas dió un informe psiquiatrico a la pareja no al enfermo y sin la firma del interesado.No sabía que los informes debe solicitarlos el enfermo y por escrito y así le fue

25 de octubre de 2008 0:28

Nota: Creo que esta movida D Algodón, ha debido ser después de actuar Enrique Rojas conmigo. Tenía mi querella y para no verse con dos querellas a la vez negoció. La parte de la pareja a la que diagnosticó Rojas, si se está quedando o creyendo el diagnóstico que este sujeto pudo darle, hace muy mal de creerlo o tenerlo en cuenta. Rojas, es peor que un charlatán de los de las películas del Oeste.


En el próximo post ... dejamos la otra anécdota de la joven psicóloga.

No hay comentarios: