sábado, 18 de diciembre de 2010

Enrique Rojas y el poder del encubrimiento


Como ya he dicho en otro sitio, el blog está muy lleno y está perdiendo la composición de las fotos y los párrafos (blogger da 102 Mb y hemos llegado a las 297, cuando podamos, lo arreglaremos).

Aunque pensaba continuar con la entrada anterior, hoy, por si acaso, por lo que pueda ocurrir, dejo aquí estos documentos junto con los retos que creo se deben conseguir. No soy una incívica ciudadana, soy una pro-derechos que considera que ni mi cabeza ni la de nadie tiene precio y que no se nos puede secuestrar con cobertura aparentemente legal, para que un impostor disponga de nuestra vida.

Pensamiento 1)............... Enrique Rojas fuera de la Medicina

Pensamiento 2) Desde mi leal saber y entender, los socios y simpatizantes del Opus Dei no son aptos para la Administración de Justicia, con independencia de la honestidad personal de cada uno de ellos, según los expertos, se consideran hermanos entre sí y están sometidos al voto-compromiso de obediencia. En el Opus Dei no existe libertad de conciencia.

¿Cuánto vale y cómo se puede recluir en un psiquiátrico privado a una mujer sana, para que quede bajo el control de Enrique Rojas Montes, médico privado adscrito al Opus Dei, al que se le lleva permitiendo desde 1984, que ejerza de impostor?



En el documento de la derecha, el "Ilustre" Colegio de Médicos de Madrid, que depende de la Comunidad de Madrid dice, que además de los demás, Enrique Rojas Montes emite certificados médicos no veraces y los entrega a un marido.

La fecha del documento es del año 1999-2000.
(lo miraré). Volvemos a dejar las pruebas a mano, como siempre, Enrique Rojas conducta de "Terrorismo social"

1) Aunque parezca mentira, el "Ilustre" Colegio de Médicos de Madrid, archivó a Enrique Rojas el expediente disciplinario que le había abierto. Por supuesto, se recurrió vía administrativa con idéntico resultado.

2) Aunque parezca mentira, en España existe un médico que emite certificados (en plural) médicos falsos a espaldas de mujeres, que alguien se ha molestado en denunciar y probar lo que este "Ilustre" Colegio ya conocía.
Y el "Ilustre", en lugar de tomar medidas, lo ha seguido dejando suelto sin sanción alguna para que pueda seguir ejerciendo y aplicando su método.
Enrique Rojas "Soy escritor, catedrático
de Psiquiatría de la Universidad
Complutense de Madrid..."
3) Aunque parezca mentira, se da la circunstancia que hace 13 años, la conducta de Enrique Rojas Montes, ya fue calificada por la Comisión Deontológica del Consejo de Colegios Médicos de España, como "Terrorismo social" y también quedó libre y sin sanción. Lógicamente, cuando estaba siendo juzgado por el caso anterior, actuó de nuevo.

4) Aunque parezca mentira, se da la circunstancia que Enrique Rojas Montes, además, es un individuo que desde 1984, se identifica como "catedrático de Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid", siendo mentira y que el "Ilustre Colegio de Médicos de Madrid", también archiva estas denuncias.
Enrique Rojas no ha sido ni es
catedrático de Psiquiatría de
la Universidad Complutense
5) Aunque parezca mentira, en este Estado de Igualdad, laico, de Leyes de Memoria histórica y de Violencia de género, Enrique Rojas Montes, un médico adscrito al Opus Dei consigue "sacas de madrugada" a través de un juzgado. Y si por azar fallan porque a su víctima no le dé un infarto, sufra un accidente vascular, no se tire por una ventana y vaya a parar a manos de médicos honestos.

A las 48h., este individuo, al cambiar el juzgado de guardia, con el conocimiento y consentimiento del 1er. juzgado, puede conseguir a través del juzgado de al lado, que se ordene una nueva "saca", esta vez con total garantía de que se llevará a cabo, tanto para el marido como para Enrique Rojas, el médico impostor.
Ilustre Colegio de Médicos de
Madrid, aceptando pulpo
como animal de compañía
Vuelvo a repetir que sólo quienes consiguen escapar y no queden a merced de Enrique Rojas y su tratamiento, podemos denunciar esta barbarie llevada a cabo en un Estado que dice ser de Derecho, pero que después de 13 años, no sólo no ha juzgado a Enrique Rojas, ni al marido ni a los responsables de la Administración de Justicia que colaboran y hacen posible que tal barbarie pueda llevarse a cabo.

6) Y aunque siga pareciendo mentira, si se nos ocurre denunciar, después de recibir amenazas de un 3er. intento de interamiento y denunciar las mismas, la Justicia nos dice que no son "sino manifestaciones nuestras", aunque el 3er. intento de internamiento se lleve a cabo, en un juzgado que conoce los dos intentos anteriores, la reincidencia de Enrique Rojas y está resolviendo sobre la Administración de patrimonio que solicita el marido.
Enrique Rojas mintiendo en currículo
"Remedios para el desamor"
Todo esto sucede, en un edificio pequeño donde sólo existían 5 juzgados y cada uno de ellos tenía una guardia semanal. Mi hipótesis actual, después de cerrar el círculo, es que si los juzgados hubiesen sido engañados por Enrique Rojas y el marido, hubiesen actuado en consecuencia, en lugar de permitir que tanto Enrique Rojas como el marido camparan a sus anchas y no prestasen tutela judicial efectiva. Enrique Rojas mintiendo en currículo ¿Quién eres? Y mi ejemplo es, que si se encarga un crimen a un sicario y éste decide llevarlo a cabo con una pistola, el sicario tiene que tener pistola o posibilidades de conseguir que alguien se la preste, de no ser así, utilizará otro método y menos aun insistirá en el mismo a pesar de fallarle reiteradamente. El sicario que insiste, lo hace porque tiene seguridad que el camino elegido le llevará a conseguir sus pretensiones. Enrique Rojas nunca ha pertenecido a la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid Importante: No desviar la atención de las pruebas judiciales. Somos ciudadanos, no moneda para intercambio de favores, ni hormigas para pisotear por juzgados que sin argumentos, resuelven, sin enviar el procedimiento a reparto. No más sacas de madrugada ni reclusiones en psiquiátricos privados a causa de certificados médicos falsos emitidos a espaldas de la víctima por un impostor. No todo el mundo consigue escapar antes de quedar a merced de Enrique Rojas.

28 comentarios:

Ana A dijo...

es cierto Isabel, bien pocos consiguen escapar y no quedarse "gaga" para el resto de sus días.
Y de los que consiguen superar la putada, menos aún se rehacen y tienen la valentía de llevar a cabo tu lucha cívica "pro derechos", sin organización ni cofradía que respalde. A pelo, viendo como los propios afectados por Rojas son incapaces de mojarse como tú lo haces.

Somos un país de charlatanes.
Puedes tener la conciencia bien tranquila y ser más feliz que nadie, has llegado viva hasta el día de hoy y estoy segura de que no te va a pasar nada,
todos sabríamos a quien señalar.

Isabel C dijo...

Gracias Ana. Pero fíjate en esto, hasta que me atreva a decirlo más claro,

"... si se encarga un crimen a un sicario y éste decide llevarlo a cabo con una pistola, el sicario tiene que tener pistola o posibilidades de conseguir que alguien se la preste, de no ser así, utilizará otro método y menos aun insistirá en llevar a cabo un crimen con pistola, si no tiene pistola".

Hay tres elementos, quien realiza el encargo, el sicario y la pistola.

Y a su vez, cada elemento, puede tener más de una pieza.

No hace mucho que lo he descubierto.

Anónimo dijo...

Isabel, lo judicial tiene muy mala pinta. No se puede internar a nadie tan alegremente, dos juzgados seguidos, pedidos por la misma persona, suena mu raro. ¿Se han enterado los juzgados que este tío es un impostor?
salu2

Elsa dijo...

Este tío parece cada día más putón.
Córcholis España, menudo desastre.
Animos y cariños.

Carlos dijo...

Isabel, suscribo palabra por palabra el comentario de Ana A.

¡Adelante!, y gracias por defender los derechos, eso nos beneficiará a todos, tarde o temprano.

Eres valiente y honesta, y eso te honra.

Isabel C dijo...

Gracias Carlos. Vamos a ver como termina esto. Ya podéis ver la tremenda AYUDA q tiene este impostor en los juzgados, con razón en Majadahonda resultó lo que resultó y ningún juzgado instruyó.
Un abrazo,

Elsa, los españoles, estamos a años luz de los argentinos en cuanto a repartir justicia.

Anónimo, siempre supe que esos intentos de internamiento eran de mala pinta, pero ni supe ni vi, lo que sé ahora.

Gracias y otro abrazo para vosotros,

Anónimo dijo...

oye isabel,te apoyo totalmente pero por razones personales me gustaria saber si algun juzgado te ha dado la razon.como puedo contactar contigo por favor.

Isabel C dijo...

Anónimo, te contesté pero veo que no ha salido el comentario.

Te decía, que hasta ahora, no me había dado la razón ningún juzgado pero la Audiencia sí, varias veces.
De tal forma que a Enrique Rojas se le va a juzgar.

Para contactar conmigo, en el blog de Ana Azanza (1er. comentario de aquí), deja tú uno y pones, "NO PUBLICAR", con tu correo. Le dices a Ana q me lo pase (ella no publica los comentarios hasta que los aprueba. Ese comentario no lo publicará y me pasará tu correo, te contestaré).

Un saludo,

Isabel C dijo...

Anónimo, Ana me ha pasado tu correo. Te escribí. Mira el spam por si al no reconocerme, me han mandado allí.

Anónimo dijo...

Lo primero es darte muchas gracias Isabel,aunque no he recibido nada pero se ve que eres una persona genial.Si te acuerdas de mi correo intentalo otra vez vale?Si no me dejas un comentario ya te digo cual es vale?Pero sobre todo muchiiiisimas gracias

Isabel C dijo...

Anónimo, repetiré esta noche, el correo q dejaste a Ana lo tengo.
Dejaré un comentario aquí cuando te lo envíe.
Feliz año.

Isabel C dijo...

Anónimo, los reenvié al mismo correo, ok?.

Anónimo dijo...

Pues no he recibido nada.Se lo mandare a Ana otra vez vale?y sobre todo muchas gracias y Feliz Año

Ana A dijo...

anónimo, de los correos

la dirección que me das según tu compañía suministradora no existe. Cuando te mando uno rebota.
No sé, prueba a crearte otro correo en hotmail, gmail... son dos segundos.

Es raro que sólo puedas enviar al blog y los demás no podamos ponernos en contacto contigo.

Anónimo dijo...

Pues no lo entiendo me creare otra cuenta mañana,y gracias

Isabel C dijo...

Disculpa Anónimo, por mi parte, no te crees ninguna cuenta. O contactas desde tu correo habitual o vete a conseguir información y ayuda a otro sitio.

No fataba más que Ana y yo que te hemos dado nuestro correo real y utilizado ya un tiempo considerable para que puedas contactar con nosotras por si podemos ayudarte (sin aplazamiento ni escatimar que fuesen días de fiesta en navidades), cuando además tienes pruebas por los blogs de lo que defendemos y quienes somos, estemos pendientes de que tú te abras una cuenta, sólo paara contactar con nosotros porque no te fías o no te atreves a defender lo que consideras injusto en tu persona dessde tu correo habitual.

No te pido q saques tu nombre real aquí si tienes miedo, pero yo al menos (no sé Ana, no estamos compinchadas, sólo luchamos en la misma dirección), no estoy dispuesta a perder el tiempo intentando ayudar a quien no conozco de nada si no se fía de mí. ¿De qué te sirve mi información, mi experiencia y mis deseos de ayuda, si no te fías?. Piensas coleccionar todos los que recabes y después elegir cómo si estuvieses buscando vestido de fiesta??
En esta lucha, todos compartimos la información que tenemos y creemos cierta, la vamos rectificando o ampliando cuando tenemos más datos y no admitimos topos ni gente que no se fíe de nosotras (no engañamos a nadie y el tiempo que tenemos es para advertir y luchar por los derechos fundamentales q se atropellan, no para perderlo).

Así que me escribes desde tu correo habitual o no te molestes en hacerlo. Lo mismo q soy clara con unos lo soy con otros.

Un saludo,

Anónimo dijo...

Isabel,

esto viene a demostrar como los opusinos del Opus Dei, una de las 10 sectas más peligrosas que existen en el mundo, según una Comisión del Parlamento belga, están en el lugar más adecuado en el momento más oportuno.

A tenor de lo que he leído, estoy pensando que están hasta en los juzgados para dar curso a los certificados médicos que expide el familiar opusino, en este caso, psiquiatra Rojas (el Opus Dei es una gran familia). ¡Oh la la! ¿me equivoco?

Carmela dijo...

Un psiquiatra psicópata y un peligro social.
Debe estar respaldado por poderosos.
El Opus es una mafia peligrosa .
Admirable tu valentía para denunciar a semejante corrupto .
Un ser abominable por lo que leí.
Después seguiré leyendo más.
Las peores lacras siempre logran ser encubiertas.
Un personaje siniestro Rojas.

Isabel C dijo...

Hola Carmela. ¡Qué suerte! con calorcito de verano. Al ir a tu blog me he dado cuenta que sin conocerlo, había seguido las directrices de Siul Arco, aunque en España, eso de "Si tienes un derecho, ejércelo", parece que no valga mucho la pena, a mí me gusta ejercerlo.

¡Qué lección nos habéis dado! Felicidades por la sentencia de Videla.

Carmela dijo...

No todo lo que reluce es oro...
Muchos tememos que en breve ... el arresto sea domociliario.
No está arrepentido de nada.
De todas maneras fue un logro para los defensores de la Justicia y los Derechos Humanos.

Isabel C dijo...

La verdad, es q es tarde y poca cosa. Y también es un bofetón que después de tanta lucha la pena sea mínima para daño tan grande.

Enrique Rojas se sienta en el banquillo dentro de unos días. Me ha costado mucho llegar hasta aquí y se le va a juzgar por una nimiedad comparado con lo que ha hecho, pero creo que he conseguido a que disminuya su atrevimiento para quitar a personas de en medio.

Si te fijas en los docs. es puro fascismo. Un impostor emitiendo certificados médicos falsos, con la connivencia de un marido consiguen que se dicten órdenes judiciales similares a las de la postguerra española.

Sin argumentos, sin explicaciones, te cogen y te llevan. Y si les falla el plan y te atreves a denunciar, te despluman.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Isabel, hacía tiempo que no pasaba por aquí. Espero que se haga justicia con mayúsculas.
Un abrazo desde Tenerife

Isabel C dijo...

Gracias Jesús.
Se me ha ocurrido que voy a hablar contigo. Intento buscar tu correo ;))

Almudena y Raúl dijo...

Isabel simplemente SUERTE y al toro. Olé, olé y olé el par de ovarios que estáis demostrando. Lo dicho suerte y no cambieis. Un abrazo desde Nikosia!!!

Isabel C dijo...

Gracias par. Mañana será la 1ª sesión del juicio (un juicio que debía haberse celebrado el siglo pasado). Otro abrazo para vosotros desde aquí.

Anónimo dijo...

Isabel, mucha suerte desde Orihuela. Lo que has hecho ya tiene un gran mérito. ¡Ojalá la justicia sea de verdad independiente y ponga las cosas en su sitio! Te mando todo el pensamiento positivo.

Javier

Isabel C dijo...

Gracias Javier!!

Ana A dijo...

Isabel dí algo, ¿cómo ha ido la cosa? algo que se pueda contar...