lunes, 1 de noviembre de 2010

Enrique Rojas, granadino que llegó a Madrid y se hizo con la cátedra de la Complutense


Enrique Rojas premiado por los de AstraZeneca
A la izquierda tenemos a Enrique Rojas pululeando por todas las revistas médicas como un joven granadino que llegó a la capital y sin enchufe alguno (ja ja ja), arrasó al hacerse con la "cátedra de Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid".

¡Imposible! Esa cátedra la tiene D. Juan José López Ibor, hijo del Dr. López Ibor padre, que fue catedrático muy joven (en algún sitio he leído a los 25 años - parece excesivo - y en otro, a los 33 años).

Peor suerte corrió Carlos Castilla del Pino, alumno destacado de López Ibor - padre -, que no se la dieron hasta los 60 años, bien entrada la democracia.
Así son las cosas, aunque a Enrique Rojas no le convengan todas.

En un post de 4 de Octubre, dije que había desaparecido la web de Enrique Rojas, que quizás con vistas al juicio que se iba a celebrar el día 7, la había retirado, debido la cantidad de veces que aparecía en su web como "catedrático de Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid".

Aunque se había suspendido el juicio, pensé que ya no se atrevería a continuar con las mismas mentiras. Me equivoqué.

Al día siguiente, Rojas, apareció de nuevo la web con la nueva incorporación de arriba a la izquierda.

AstraZeneca, es una Cía. farmaceútica que ya ha pagado 198 mlls.$ en USA (le quedan demandas pendientes), por hacer trampa y no decir en el prospecto de Seroquel (medicamento psiquiátrico) que podía causar diabetes.

Hace un año AstraZeneca dio un premio a Enrique Rojas.

Se dice que "dios los crea y ellos se juntan". ¡Va a ser verdad!

El editor de la revista sabe - porque en su día se lo dije -, que Enrique Rojas no era "catedrático de la UCM", ni por el forro. También es muy católico.

5 comentarios:

Felipe dijo...

Isabel,que yo recuerdo no tengo ningún post con ese título ni me suena.

Abrazos

Me quedo viendo tu página

Felipe dijo...

Isabel me deja alucinado tu página y el ínclito Enrique Rojas.
Sigue leyendo

Isabel C dijo...

Hola Felipe. Lo que he colgado es sólo la faceta que se ve y es general (afecta a toda la ciudadanía). Evidentemente hay unos consentidores de tal cosa.

No he escrito nada o casi nada sobre mi caso, aunque estoy a punto de hacerlo. Un día u otro se estalla.

Al ver el video de Almudena Rodríguez, no he podido evitar volver a pensar que estoy aquí porque la vez que peor lo tuve, me escapé. Quizás exista o existió gente que no pudo escapar. Nada se ha investigado pese a la reincidencia de Enrique Rojas.

Alkareth dijo...

¡Hola Isabel!

El comentario que me dejaste en mi blog, me empujó a investigar un poco acerca de este individuo. Ya que me aportaste esa información, me picó la curiosidad.

Solamente me ronda en la cabeza una idea: ¡cuán mísero es nuestra legislación al permitir a alguien así ejercer el oficio!.

Ignoro la historia que te habrá empujado a investigar a este individuo, pero de ser cierta toda esta información... me quedaría una expresión que le vendría al dedo: ¡Menudo cab...!...

estoooo... mejor dejemos los calificativos de índole peyorativa para otros menesteres que son altas horas de la noche y no conviene alterarse a deshoras.

¡Ah! Y una cosa más, cuenta con mi apoyo para difundir esta historia en mi blog, aunque no cuento con un elenco amplio de lectores, siempre voy a estar dispuesto a echar una mano.

Atentamente

Alkareth

Isabel C dijo...

Hola Alkareth. Qué alegría verte por aquí.

Pensaba que harías como Enrique Monasterio y no sacarías mi comentario con la información que dejé (creo que lo colgué también en el art. que aparece en wikio, siempre que me acuerdo lo hago cuando no sacan el comentario) y hoy te he dejado otro reclamando que lo sacaras.

Me alegro un montón haberme equivocado. Muchas gracias por tu post y por tu ofrecimiento.

La información que doy es fácilmente contrastable. Basta con llamar a los teléfonos que tienen los documentos y preguntar lo mismo, para comprobar si es cierta o he falsificado el documento.

- O buscar la foto del doc. en la red (los alojo pq muchos desaparecen, pero todavía quedan bastantes, por el pie de pág se nota los q son de internet.

- Respecto a los libros, en la medida que he ido denunciando ha ido cambiando la falsa cátedra en la UCM de facultad e inventando otros trucos (esta evolución la explico con detalle (y pruebas) en los archivos de Sept. del blog.

Ahora mismo no sé que cargo/s se ha colocado en las últimas reimpresiones que haya hecho, pero hasta sept. 2009, están todos en este blog y mucho más ordenados aquí,
http://librosenriquerojas.blogspot.com/

También sale en,
Google: Libros y propuesta

Siento decirte que cualquier elenco nos gusta - no somos pijos - ;)), tanto a mí, como a otras víctimas que están más hechas polvo que yo porque no tienen pruebas o no se crecen con la lucha (yo lo haré mientras no haya justicia de acuerdo con el daño causado, no me gusta la vida con asignaturas pendientes), así que cuando quieras coge lo que quieras y difunde por favor.

Es la única fórmula que conocemos para intentar evitar que nuestras historias no se repitan hasta que la autoridad competente decida sacar un comunicado informando quien es este individuo, un NO catedrático UCM, que lleva más de 1/4 de siglo forrándose diciendo que lo es y haciendo negocios con su firma.

Lo que me ha empujado a investigarlo lo esbozo en el perfil del blog, aunque la verdadera razón han sido mis hijos.

Una mujer aguanta muchas cosas excepto que le toquen a su prole.

Espero que Rojas aprenda hasta donde es capaz de llegar una madre.
La suya, pudo ser muy buena pero no supo transmitirle hasta donde somos "capaces" aunque nos desplumen, incluso en la persecución (a mí me buscó la Interpol entre otros por "deficiente mental", pues... que vaya aprendiendo de los "deficientes" que se le escaparon antes de aplicarles el tratamiento que pretendía).

Muchas gracias de nuevo, Alkareth, un par de besos,