miércoles, 4 de agosto de 2010

Enrique Rojas y su sinvergonzonería en El Mundo, 2


En la entrada anterior, he querido decir (aclaro por si no se entiende), que Enrique Rojas cree poder "hacer y decir" y, los demás ¡debemos callar! porque sí. Porque con el franquismo era así y debe seguir siendo así, como si los españoles no hubiésemos votado democracia.

Por lo que fuere y como fuere, Enrique Rojas y su presunto cómplice, consiguen que se den "sacas de madrugada" y se emitan Providencias judiciales de escándalo ante las que sobra cualquier ley que proteja la vida y la integridad física y libertad de las personas.

Ha sido habitual que los documentos falsos entregados por Enrique Rojas a los maridos (en cualquier caso, pruebas obtenidas ilegalmente), pasen a formar parte de los Autos de los procedimientos judiciales que el marido emprende contra la mujer, en función de las opciones judiciales que tenga, siempre, para quedarse y/o manejar (que es casi lo mismo, tal como van manejando van robando), la mayor parte posible del patrimonio familiar, cuando, en el sistema judicial español, las pruebas obtenidas ilegalmente, no pueden ser incorporadas a los Autos.

Creemos que las que facilita Enrique Rojas ¡tampoco! pueden ser incorporadas, puesto que no se contempla esta excepción ni en la teoría ni en el espíritu de las Leyes de nuestro sistema judicial.

A la derecha, el Consejo de Médicos de España (los grandes expertos en Deontólogía y Etica Médica de este país que deben sancionar sus faltas), por medio de su portavoz, califican públicamente una conducta concreta de Enrique Rojas como "Terrorismo social".

Pese a reconocer que si existe denuncia (se sobre entiende que estos expertos, por sí mismos no actuarán, es necesario que la víctima denuncie, incluso en el supuesto de recibir amenazas o que Enrique Rojas consiga internarla en un psiquiátrico privado mediante medicación o documentos falsos ¡tiene tela! ), la conducta de Rojas definida como "Terrorismo social" que debía ser considerada "una falta muy grave", quedó impune ante la Organización Médica Colegial.

Existió denuncia y ésta se archivó.
¿Hipocresía? ¿cinismo? o, ¿gran burla a la ciudadanía?. ¿Por qué nos toman?


Enrique Rojas pasó entonces de emitir informes clínicos falsos al diagnosticar un trastorno mental inexistente, a emitir Certificados Oficiales Médicos, también falsos, prescribiendo internamiento psiquiátrico (es decir, a intentar quitar a la víctima totalmente de en medio para que no le pudiese denuncia, pese a no existir ni rastro de síntoma susceptible de confundir con los de un enfermo mental), consiguiéndose en los juzgados donde se presentaban los certificados emitidos por Rojas, que fuesen admitidos como dogmas de fe y que las juezas titulares, ignorasen los derechos fundamentales y constitucionales más elementales.

Metodología: En ambos casos, Enrique Rojas entrega a terceros (a los maridos), los documentos falsos emitidos a espaldas de sus víctimas.

Maridos, que a su vez, además de beheficiarse judicialmente, se beneficiaban económicamente de la situación premeditada creada por el psiquiatra.

Y en ambos casos, Rojas, intervino también personalmente con los hijos menores a espaldas de sus madres, las víctimas).

Enrique Rojas, aunque ha llegado a la cima,
entre otros, por las falsas cátedras, que
exhibe en el currículo de los libros que lanza
al mercado, consigue que sean presentados al
público por altos cargos del Partido Popular


¿Y esto qué es? Pues..., un párrafo de uno de los artículos que Enrique Rojas "cuela" en la Tribuna del diario El Mundo, en la sección de Psicología. Califiquen ustedes.

"Sobre la verdadera amistad", 9.4.09 (inaudito, haciendo lo que hace)

"Una de las relaciones más interesantes que existen es la que se da en la amistad médico-paciente; y esto en la psiquiatría cobra un valor especial. La psiquiatría es una rama de la amistad, la rama más humana de la medicina, ya que atiende no sólo a la enfermedad sino, muy especialmente, a la persona enferma, ya que se interesa por el que padece, sufre y se encuentra desvalido.Tengo la experiencia de esta forma de amistad muy metida dentro de mí, y aprendida de mi padre y de alguno de mis maestros de Psiquiatría".

No esta mal el fichaje de El Mundo - nuestro medio de investigación por excelencia -, para que España camine por donde debe caminar.


El artículo completo, hoy, pueden verlo en la dirección que dejamos aquí; en el futuro, no sabemos que ocurrirá con este inigualable "bordado" de Enrique Rojas, hacer versus decir.

http://www.elmundo.es/opinion/tribuna-libre/2009/04/2627218.html

Aunque no todos los casos de víctimas de Enrique Rojas que se han atrevido a contar, estarían tipificados en los mismos artículos, todos los casos son aberrantes. Más, cuando se dan en un país que presume de "proderechos".

Todo indica que otras víctimas, ¡haylas!, aunque a estas alturas, unas con más miedo que otras (vistos los resultados obtenidos por las denuncias que más pruebas contundentes podían aportar). De las cuales, algunas, con la cabeza más perdida que otras (no todos los seres humanos aguantan el sufrimiento de la misma forma y no todos los esfuerzos por obtener justicia han tenido el mismo éxito ni están siendo igual de largos, ser aristócrata, parece que sigue contando). Dejamos información sobre algunos casos. Y desde nuestro leal saber y entender,

- La Psiquiatría, no se inventó para conseguir que la humanidad "perseverase" en las organizaciones religiosas,
http://www.opuslibros.org/nuevaweb/modules.php?name=News&file=article&sid=5427

http://www.opuslibros.org/nuevaweb/modules.php?name=News&file=article&sid=11818

- Dos casos más: Anónima (para que vuelva al redil) y Anónimo (por extrañas razones que nunca se podrán probar),
http://sinmiedoalopusdei.blogspot.com/2008/10/ms-sobre-psiquiatras.html

- La misión de un psiquiatra y/o terapeuta, no consiste en violar derechos fundamentales malmetiendo en las familias sin conocimiento de los interesados,
http://www.opuslibros.org/nuevaweb/modules.php?name=News&file=article&sid=13869

Recapitulando la situación: Derechos fundamentales violados por falsos catedráticos de universidades de prestigio, que conociendo, permiten que este falso catedrático siga campando a sus anchas, Comunidades Autónomas, España, Constitución española, Justicia (judicatura, fiscalía), Europa... y, de tantas Instituciones y organismos dependientes, independientes e interrelacionados entre sí ¿cuál/es de ellos ampara, defiende y vela eficazmente por los derechos fundamentales de los ciudadanos de a pie, cuando son violados gratuitamente por "los intocables" que insisten y persisten en este país?

Oficialmente hay mucha gente para hacerlo. En la práctica, cuando alguien de más arriba decide que su amigo es "intocable", ocurre exactamente lo mismo que ocurría tanto en la Edad Media como en el régimen franquista. Sus deseos son órdenes y a partir de ahí, el de un poco más abajo se ha ganado el derecho de incorporar a la lista de "intocables" a sus amigos.

¿Hay alguien ahí que se escandalice por las actuales "sacas" que se dan tanto de día como de madrugada, con paseíllo en vehículo de gasolina en lugar de carro o alpargatas, a causa de certificados falsos emitidos por médicos "pro Dios", "pro Iglesia", "pro Rouco Varela", "pro práctica Opus Dei" y "pro C/Génova" (los soles que más calientan), en lugar de denuncias de afines al antiguo régimen?

Hace 30 años, nos dijeron que teníamos que pagar más impuestos para tener "más derechos", necesitábamos más personal (legisladores, jueces, fiscales... políticos, partidos políticos... organismos, instituciones... gobiernos autonómicos...).

Soy consciente que durante estos años, he contribuido a pagar el sueldo much@s sinvergüenzas que han atropellado mis derechos hasta la más elemental dignidad en pro de su amigo delincuente, el falso "catedrático de la Universidad Complutense" y de que junto a los políticos surgen como setas "intocables" y corrupción.


¿No es vergonzoso que políticoss que nos representan en Europa y otros ases de un partido que cuenta con votos de una buena parte de españoles, se presten a enaltecer y encubrir a un asaltante de derechos fundamentales ante sus mismos votantes?.


Pero..., ¿y los otros? ¿Que hace el PSOE ante este tipo de tropelías?

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Me quedo de una pieza con este hombre. Así le veía algo raro. Muy buena la información que das. De veras la agradezco. Gracias. Toñi

Isabel C dijo...

De nada Toñi. Difúndela por favor.
Me acabo de inspirar en un alias ("etiquetada"), que he visto en otro blog. Ahora, vamos a "etiquetarlos" nosotros, a ellos.

A todo "gran profesional" que haga este tipo de cosas, deberíamos ser capaces de ponerle un etiqueta.
Un saludo,

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Hola Isabel. A este pofesional (no es despiste, la "r" en su caso, no la pongo) le dediqué en su momento una entrada:
http://haymicabecita.blogspot.com/2010/04/adios-depresion-adentrensen-en-la-selva.html

De este entrañable individuo guardo con cariño una anecdota televisiva, cuando aún no había terminado la carrera. A una madre, con tres hijos, al que se le había muerto uno, le preguntó si creía en Dios en un programa en directo de TVE, y entonces le pidió que rezara. Que grande.......
En aquello momentos me dije "joer, chupicientos años de carrera, para acabar diciendole a la pobre mujer lo mismo que mi abuela, pero con menos dulzura".
Este hombre es ansina....
Saludos.

Isabel C dijo...

Gracias Jesús. Lo he visto. Ese vídeo, vale un potosí. Empieza diciendo que es "catedrático de Psiquiatría ehhhn en Madrid", para que el público entienda que lo es de una cátedra de Madrid.
Nada más lejos de la realidad, aunque por tener, éste tiene cátedra de Psiquiatría en la Facultad de Psicología, al menos de en ocho libros de los que tiene a la venta, los cuales, probablemente incluso se los subvencionamos. También en una Facultad de Psicopedagogía, que no existe e incluso en la Universidad Central de Madrid (que dejó de existir allá por 1956).

A medida que he ido denunciando y probando que en tal sitio no tiene cátedra, se la ha ido llevando a otras facultades, a otros Campus e incluso a la "Universidad Central" (una de las denominaciones que ha tenido la UCM).

http://librosenriquerojas.blogspot.com/

Pdta.: Tanto vale el vídeo, que ha debido pedir a YouTube que retire el código de inserción (no parece que a YT lo subiera él ni ninguno de sus mandados, parece que fue "un admirador" que posteriormente rectificó la leyenda).

Gracias por tu interés,

Copernico dijo...

Vaya un cinico que es Rojas. Quien le haya tratado intuye que es un lobo con piel de cordero. !!Cuidado con él.
En el articulo de El Mundo expone absolutamente lo contrario de lo que realmente es y hace.
Es admirable, Isabel, tu dedicación al blog.
Ah, queda un poco fatalista esto de "por extrañas razones que nunca se podrán probar".
Saludos.

Isabel C dijo...

Tienes razón Copérnico, a golpe de teclado, te quito toda esperanza, pero crees q podrás probar por qué te quiso dar los electrochoks que nunca te dejaste dar??

Pienso, que podrás demostrar que no los necesitabas, pero no, por qué te quería freir.
Ojalá me equivoque y tengas muchas más cartas que no has sacado todavía. Me encantaría.

Si tienes la entrevista de El Mundo, haz un análisis, pásamelo y lo subo con tu alias (así descanso un poco, pq mira q es aburrido este tipo).
Saludos,

Blog salud mental dijo...

Hola Isabel. Acabo de descubrirte y de ahora en adelante te seguiré. Hay que alzar la voz frente a las injusticias, por supuesto que con criterio y rigor, y difundir este tipo de información.
Esther, desde el blog Saltando Muros, creado desde dentro del hospital psiquiátrico de Tenerife.

Copernico dijo...

Isabel C, sugerirme tratamiento de electroshock fue una forma cruel y malvada de intentar proceder contra mí. Ni mi mujer, ni mi familia, ni yo lo habríamos permitido y él lo debía saber. No estaba indicada la Terapia Electro Convulsiva (TEC), bajo ningún concepto.
Discúlpame Isabel, pero hacer un análisis de un artículo de Rojas es ya “inferior a mis fuerzas”, sus palabras me suenan vacías, huecas, falsas, a mentira, es su mismo rollo de siempre (referencias a la historia, a escritores, a pintores, a compositores, a la naturaleza, a la construcción, a la agricultura, al submarinismo…, ya sea en libreta de gusanillo, en libro de bolsillo( con dedicatoria cursi incluida), ó en prensa escrita, ahora en El Mundo (antes en ABC), o por radio o por televisión.
Enrique Rojas es un charlatán-embaucador repugnante promovido por la obra, los medios de comunicación y mantenido por organismos y poderes públicos de España.
Es una vergüenza y un peligro que aún no esté inhabilitado.

Isabel C dijo...

Esther, gracias por tu comentario, te escribiré en privado porque desde mi religión, que es la honestidad, creo que sí, que hay que difundir y conseguir que se entere el mundo entero, qué hace Enrique Rojas Montes, miembro supernumerario del Opus Dei y falso "catedrático de Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid", desde 1984. Y sobre todo, como en España por el motivo que sea (a la autoridad judicial le toca investigarlo), se le permite que se forre vendiendo libros con currículo falso, desde donde le llueven clientes para llenar una consulta de Psiquiatría de ususarios y pacientes, en situación por lo general vulnerable, engañados respecto a su identificación profesional.

Incluso me voy a atrever a enviarte los certificados oficiales médicos que emitió sobre mí, para entregar a mi entonces marido, cuando nunca le pedí que me tratase y había acudido a verle porque él, me había llamado por telf. con la excusa "ven a ayudarme en la terapia que el ahora "ex", estaba llevando a cabo en su consulta" y hacía meses que no me había visto físicamente porque había roto relaciones con él (primero pretenddió que fuese yo quien me internase voluntariamente).

Seguramente no creerás, que prescribe "internamiento psiquiátrico" por trastorno de personalidad según el DSM-IV, sin especificar ningún tipo de trastorno (no hace referencia a ninguno de los 11, ni a los subgrupos). Y así sin más, en el mismo certificado, "recomienda" y a continuación "prescribe" (ojo! que los certificados funcionan con efecto contundente, gozando de total credibilidad en los juzgados de guardia en los que se presentan, los presenta el marido (no él) y casualmente, ninguno de los 3 juzgados de guardia donde se presentaron y se solicitó el internamiento, envío el procedimiento a reparto; en total, este sujeto promovió 3 intentos de internamiento sobre mí, dos de ellos en 48h., el 3º cuando me "atreví" a denunciarlo y, en ningún caso, antes de promover el siguiente, habló con los profesionales que me vieron y habían rechazado sus certificados, algunos con comentarios muy duros).

Y tampoco es creible que una vez fallido "el plan", este médico fuera requerido en bastantes ocasiones para que emitiese informe clínico que sustentase los certificados emitidos (7 u 8 líneas de literatura, margen y letra más bien grande, extendida).

Casi 13 años después, Enrique Rojas Montes aun no ha facilitado ningún informe clínico sobre mí, donde apoye la prescripción de internamiento realizada a mis espaldas.

En el juzgado de instrucción, se descolgó diciendo que "su hermano, notario de Granada, le había dicho que no era necesario".

Enrique Rojas, emite los certificados oficiales médicos citados, cuando tiene señalado juicio por otro caso fallido (buscar en google)

Enrique Rojas violación del secreto profesional ...

Un afectuoso saludo lleno de "criterio y rigor", campeones. Gracias por vuestro blog y saludos a César, isabel caballero

Pdta.: Esther, venga, confiésate ¿a qué con tanto descaro, saltándose opiniones y criterios de compañeros psiquiatras, forenses, equipos de Psiquiatría y psicólogos, nunca lo has visto? Y, estando a puertas de un juicio por otro caso fallido... en un Estado de derecho, apuesto que Enrique Rojas ¡es único!.

Pero... por lo que fuere ¡¡sigue suelto!!

Isabel C dijo...

Bueno Copérnico... que le vamos a hacer!! Si no te apetece analizar la última entrevista de Enrique Rojas en el Magazine de El Mundo, no lo hagas. No tiene mayor importancia (difundamos lo que hay). Lo dije para evitar repetirme más, pero de todas formas, piensso repetirme, hasta que se tome algún tipo de medida con Rojas.

Esas citas a escritores, significados de vocablos de raíces latinas y demás... cierto, son de años. Siempre dice lo mismo.

Pero a lo que íbamos antes, de sacar a colación la entrevista de El Mundo, entre el blog de Ana y éste, mi frase fatalista

"por extrañas razones q nunca se podrán probar", por qué crees que,

"de forma cruel y malvada, intentó proceder contra tí", me refiero al móvil.

Pienso, q no es una sola causa y en el fondo,siempre subyace una ideología de sometimiento, de admiración y obediencia hacia su persona, sus sugerencias, recomendaciones o "imposiciones", cuando la víctima no acepta (Rojas decía "no cumple"), pero se suele acompañar de algo más, intento de aproximación o captación hacia/por el Opus Dei de la víctima o familiares y dinero.

Como entiendo que no se prescribe TEC a un paciente que no lo necesita, por nada y para nada, mi pregunta es,

- Móvil o posibilidades que creas Enrique Rojas podía tener contigo, ya que en tu caso, tu familia, no te estaba vendiendo como en el mío.

Un saludo,

Copernico dijo...

Bueno Isabel, el móvil del malvado proceder de Rojas conmigo solo lo sabe él.
Tengo unas cuantas ideas de cuales pudieron ser:
Nunca hubo admiración ni fe ciega en Rojas, más bien lo contrario, fui desconfiado, crítico y en cierta forma reivindicativo.
Fui tres o cuatro veces desde mi ciudad de residencia a Madrid, a la consulta de Rojas, tras los chutes iniciales, demandaba algo que él no me ofrecía ni me transmitía y debió entender que me perdía como “cliente” por lo que me sugirió los electroshock de forma que por un lado me desestabilizaba, por la gravedad del tratamiento y por otra me seguía sacando dinero con los ingresos en el sanatorio, la anestesia, la electricidad y sus honorarios etc., (Sin importarle los efectos secundarios, soy un profesional liberal y la memoria es fundamental en mi profesión).
Por otro lado si quería captarme para el Opus tampoco acertó:
Cuando al terminar el bachillerato cambie de ciudad, ya que los estudios universitarios que escogí solo se cursaban en la universidad de Sevilla, un compañero de bachillerato de los Maristas (que me daba el rollo con el Opus) vino también a esta ciudad a estudiar Derecho.
En el segundo de los encuentros con este compañero del Opus le dije que me dejara tranquilo, que yo no quería saber nada del Opus, tras lo que hombre se permitió el lujo de amenazarme con “que tuviera cuidado que a lo mejor no terminaba la carrera universitaria”.
En resumen los móviles del malvado y perverso Rojas podrían ser castigarme a la vez que desestabilizarme para intentar fidelizarme como cliente.
Conmigo Enrique Rojas no acertó en nada, no me conocía a pesar de la batería de test que me hizo.
Es mala persona y mal profesional, pobre de los pacientes-clientes que caen en sus manos, pensando que van a ser tratados por un prestigioso catedrático, cuando realmente y debido a un marketing bestial los atiende un charlatán embaucador, que lo único que consigue es aligerarle la cartera.
Un saludo

Isabel C dijo...

Ok. Copérnico. Entendido.
Pero q tú NO fueras captable, no tiene nada q ver con lo que Rojas creyese, ni con sus pretensiones (hay otros afectados de tu perfil y, más o menos... cuentan lo mismo).

Mis hijos tampoco lo eran y sin embargo fue a por ellos. El colegio al q iban desde los 3 años era laico total (sabía que "no tenían formación", pq me lo recriminaba).

En ese momento eran adolescentes y repentinamente salieron, incluso del mismo colegio, amigos con los que nunca se habían relacionado, q los llevaron a un club del Opus y de "romería" ("la romería para pedir luces", es uno de los 27 pasos que tienen establecidos para captar adolescentes; tienen un guión para hacer apostolado, destinado a los chavales q ya están en vereda, para que "pesquen").

Me quedé de piedra, el día que encontré en internet ese doc. interno, publicado como es lógico por los ex y descubrí el significado de la romería q había tenido lugar 11 años antes, con discusiones telefónicas incluidas.

Me la presentaron cuando estaba de viaje de trabajo (en cuanto llegué al hotel, antes de irme, no lo sabían...).

No me hacía gracia q precisamente en esos días, tuvieran que ir de excursión a Extremadura con una gente de la que jamás había tenido noticias (era la 1ª vez q mis hijos querían ir a algún sitio q no estuviese organizado o relacionado con su colegio y sin sus amigos/as de siempre).

Supongo q me enteré pq había que pagar y no tenían dinero. Del resto de pasos que dieron, no me enteré.

Aunque supongo q Rojas no fue a esa romería, no me creo que los opusitos/as, cayesen sobre mis hijos de casualidad, en las mismas fechas en las que Rojas estaba cayendo sobre mí.

En más de 15 años viviendo en el mismo sitio, mismo colegio y mismas amistades, nunca se habían tropezado con ellos.

Buen fin de semana.

Anónimo dijo...

ribeira.eu desde ahora mismo pongo un link o informacion en la web www.ribeira.eu, para poner tu informacion que la veo completa, y os informo de lavozdelasdenuncias.blogspot.com, os dare publicidad esto es imperdonable, un robo, una golferia saludos y encantados de conoceros.=manueldominguez.es

Isabel C dijo...

Gracias, Manuel.
Te agradezco mucho que ayudes a difundir.
Un saludo,

Blog salud mental dijo...

Hola Isabel, pues como bien dices, no suelo ser testigo de un atropello tan desmesurado y sistemático de los derechos humanos, aunque veo cosas en mi día a día, que también se merecerían otro blog-denuncia. Pero ésa es otra historia...
Esther.

Isabel C dijo...

Esther, imagino qué ocurre con "los etiquetados", en parte también lo vivo.
No tengo ninguna duda que hay que denunciarlo.
Un abrazo,